Frase del momento

"Sonriendo...miento y digo que no estoy muriendo" - The Mills

Sunday, January 5, 2014

Y rara vez se es tal y como se quiere.

No escribo hace tanto tiempo que me encuentro en un continuo titubeo sobre sí hacerlo o no. 

Probablemente, por las circunstancias, sea lo que mejor me sentaría hacer, pero por otro lado, me da miedo tropezarme con tantas emociones embotelladas que deje debajo de mi cama. Hay muchas cosas que me molestan hoy en día, de la humanidad, de las personas que me rodean, de mí, de mi vida, no sé ni por dónde empezar o sí de una vez terminar con ellas. Empiezo a sacar las botellas de debajo de mi cama, estoy ansiosa y con miedo, me muerdo de labio, las uñas, los puños…espero poder.  Una por una, cosas que enfrentar sin desmoronarme, poco a poco, intento encontrar paz.           
           
Con una visión universal me doy cuenta que la humanidad está perdiendo la cordura, varios temas políticos, sociales y económicos están en un boom de cambios y hay dos posturas, los que se han cerrado con la rutina y los que están dispuestos a escuchar. Pero aún así, no hay un balance, no encontramos un balance. Mi mundo también se encuentra así, hay una guerra, entre estar bien y mal y sinceramente yo ya no se en que postura estoy.

El silencio, en general, ahora me quita de mis casillas. Ahora, no se si no quieren conversar o varias personas a las que consideré amigos/as me han alejado de sus vidas, tengo miedo de ser yo y al mismo tiempo tengo miedo de que sean ellos.  He aprendido que ya no vale la pena hacerme daño por los problemas que me afectan pero en sustitución a ese alivio físico, que por ende, se hacía mental, he perdido el alivio y me confundo con facilidad, lo coloco en una botella y debajo de mi cama yacen. Perdí la paciencia, perdí las cuchillas, perdí mis lágrimas y no sé dónde encontrarlas.

Todos tenemos una vida y dentro de ella, días y años para aprender algo nuevo de la vida en sí y de nosotros mismos…¿será que lo estamos haciendo bien o no se nos permite hacerlo bien?

Dentro de poco cumpliré 18 años, la felicidad viene cuando pienso que seré más autónoma, podré tener más libertad de tomar decisiones, de salir, de vivir…podré empezar la búsqueda de identidad, ahora legal, que me respecta. Pero el problema está en que, la realidad, es sumamente distinta a como creemos todos. Nos dan alas pero nos advierten a no volar y que es mejor caminar pisando las huellas de ellos, de nuestros padres o de triunfadores en ámbitos laborales que, “tenemos qué”, aspirar a seguir.

Y entonces me pregunto: ¿porqué, mierda, es así?, me rehúso.

Esperamos por este momento toda nuestra tormentosa adolescencia y se nos da un pare al primer intento de encontrar la felicidad. Todos los padres, de alguna manera, pasan por un lavado cerebral y olvidan lo que ellos pasaron a nuestra edad, cierto? “Son años de experiencia” dicen, pero luego, con la puerta entre abierta los escuchamos llorar diciendo que sus vidas no resultaron ser como ellos querían, que la vida es difícil, que el trabajo en el que están les deja sin vida, que las deudas, que los viajes, que por nuestro abuso al internet la cuenta de luz fue más cara este mes, y cosas así. Sinceramente, no los entiendo y cada día que pasa estoy más segura de no querer ser como ellos.

Entre sus quejas, con las que todos los jóvenes de hoy estamos identificados, es el insistente ingreso a la universidad para poder “triunfar en la vida”. Bueno, no sé qué pretenden, mientras que el 60% (estimo) de la población del mundo, utiliza aparatos de Apple, una empresa echa por alguien que no terminó la universidad. Entre estos, Oprah Winfrey, Tiger Woods, una gran variedad de artistas, Lady Gaga, Brad Pitt, James Cameron,  el creador de Microsoft, Bill Gates; el creador de Facebook, Mark Zuckerberg y entre millones de otros.  Claramente, no es un motivo por el cual TODOS debemos estudiar, si lo importante es tener la motivación y pasión por lo que sea que desees ejercer y el impacto que quieras en el mundo.  

No me van a mentir diciendo que solo triunfan los gringos y que porque vivo en Perú tengo qué estudiar, o que porque quiero ser artista tengo que irme a Estados Unidos. Váyanse a la mierda, directamente, y nuevamente, me rehúso.

Cambiando de tema, en este desahogo de la indignación que me rodea, he visto que la última vez que publiqué algo en mi blog fue hace exactamente un año, menos dos días. Asu.

Un año, tantas cosas, toda una montaña rusa.

Primer año de universidad, muchas personas nuevas, donde tú tienes que moverte para conseguir lo que quieres, entre otras cosas. Mis aventuras aprendiendo a usar combi sin sentir que me iban a robar en todas las esquinas, pero en alivio, solo me robaron en la puerta de la universidad.

Poco a poco, o más bien, dentro de poco conocí a muchas personas, cuando me permití salir de mi burbuja, o de la burbuja que me habían puesto pero dejé atrás. Fue la mejor decisión que creo haber tomado hasta ahora, aún si en el momento parecía más trágico de lo que era. Así que puedo decir que aprendí algo en un año, que todo en el momento se ve y siente mucho más insoportable de lo que es y será. Mis brazos están limpios hace aproximadamente cinco meses y estoy orgullosa de mi. Porque sé que no todo estará bien y perfecto siempre, la cosa es aprender a lidiar con las emociones y situaciones. 

También, entre todo esto, mi búsqueda de paz y felicidad está en buen camino, el amor ya lo encontré y de manera inesperada, que me hace sentir más viva que nunca jamás lo había sentido antes. Si, un poco abrumador el cambio, pero diferente y por primera vez, siento lo que es el respeto por ese alguien que ahora forma parte de mi vida, cosa que no me había pasado antes y se siente la diferencia, siento demasiado alivio de por fin hacer esto bien desde el comienzo. En este caso, creo que solo yo me entiendo y me agarrarán de loca.


En fin, a medida de que crezco me doy cuenta de que hay muchas cosas que me indignan y muchas cosas que aprendo y acepto, tanto de la vida cómo de mí. Espero, de alguna manera, cambiar un poco el mundo, así sea el que me rodea, como el más ajeno a mí. Pues, al conocer más al mundo me conozco mas a mí y me alegra poder estar viva hoy en día, así lo dude de vez en cuando, y cuando lo dudo, pienso en él y me doy cuenta de que si, vale la pena vivir. Que no es necesario buscar las cuchillas, las lágrimas, las penas, sí no, es mejor buscar un balance, un desahogo, una buena música que escuchar a máximo volumen para gritar y bailar, para dedicar, para emocionar, para cantar. Me doy cuenta que, así como he perdido a gente de mi vida, he ganado a otras, y sé que cada uno tiene algo que enseñarme, porque todos vivimos por algo y impactamos a los que nos rodean, queramos o no, así son las cosas y rara vez se es tal y cómo se quiere. 

3 comments:

  1. Which Information you shared is very informative, I have some suggestion about , 3 Bhk Flats in Paarth Arka Lucknow.

    ReplyDelete
  2. fastidious information posted good information shared here , I have some suggestion about commercial property in noida expressway, Ajnara Ambrosia .

    ReplyDelete
  3. Hi read through this article, very informative. I also have some information about supertech golf suites.
    which I am sharing here

    ReplyDelete